LAPAZ, DON Y TAREADE TODOS
La paz no es ausencia de guerra, ni equilibrio de fuerzas adversarias, ni situación de calma impuesta. La paz es shalom, armonía con Dios, con los hermanos, con la creación y con nosotros, mismos. Pero la paz es una tarea de todos. Es una de las aspiraciones más profundas del ser humano; es consecuencia del respeto a la dignidad personal, es cultura solidaria. La paz no es algo ya hecho sino algo que hay que construir. Está siempre amenazada por el orgullo y el egoísmo y el deseo de venganza. Si tenemos un corazón violento, o somos iracundos, no podremos transmitir paz a nuestro alrededor. A veces tenemos armado nuestro corazón y está a la defensiva por la soberbia, la agresividad, y el ansia de dominio. Ymientras no nos desarmemos no podemos desearnos paz y felicidad. Y si no estamos en Paz con Dios, con nuestra conciencia, con los familiares y amigos, es inútil desearnos paz. (Fo ll e t o Domi n i c a l Lit u rg i c o Catequético 11 de Febrero de 2012) “La Paz interior contribuye a construir un buen ambiente Salesiano”. 20150203_070616
20150203_132950