El juego de la pelota, un legado que debemos conocer.

A nosotros en el colegio nos han enseñado muchas cosas acerca del legado ancestral, por ejemplo: sus creencias, sus rituales, sus dioses, etc. 

Una de las actividades favoritas de nuestros antecesores indígenas era el juego de la pelota, que consistía en encestar la pelota por el aro. Lo anterior ha generado varios interrogantes en la sociedad en general, estos son:  ¿Por qué conocer de este tema? ¿Cómo esto tiene relación con algunas cosas que vemos a diario?

El juego de la pelota no es lo mismo que jugar fútbol, ya que su estructura de cancha y su significado como reglas son muy diferentes. Para los mayas, el pasar la pelota por el aro era símbolo del trayecto que hace el sol por el cielo. Esto era considerado como sagrado. Es muy importante saber de este tema, porque nos ayuda a comprender toda una simbología mítica de este tipo de juegos. Todo esto nos permite conocer acerca de nuestros antepasados y sus tradiciones respecto a lo que significa un balón de caucho y su funcionalidad. 

El juego de la pelota nos aporta para la vida el saber y la importancia de nuestro legado indígena. Por otra parte, conocer esto es entablar una relación con materias como las matemáticas y la educación física. La construcción de la cancha y los movimientos para encestar el balón por el aro.

El juego de la pelota se relaciona con las matemáticas, al establecer una ecuación cuadrática en el momento del lanzamiento. Lo anterior, se debe a la trayectoria que hace la pelota al pasar por el aro. Vemos que tiene un vértice y un eje que pasa por la mitad del vértice y lo divide en dos partes iguales. Cada punto de la parábola tiene un punto simétrico con respecto al eje de la parábola a excepción del vértice.

Debemos resaltar que esta trayectoria tiene una concavidad positiva (abre hacia arriba) y una concavidad negativa (abre hacia abajo), para graficarlo se debe  percatar de sus características que son conocer su vértice, un punto y su simétrico. Así asignarle un valor X, que nos convenga trabajar. Ya con esto podemos darle un valor a cada pareja (X y Y) y así graficarlos en el plano cartesiano.

Con la educación física,  el juego a la pelota está relacionado cuando se lanza la pelota se ejercitan los músculos deltoides, el tríceps braquial, el bíceps braquial y los extensores de las rodillas. Al incluir esos músculos, primero, valga la redundancia, obtenían más masa muscular, adquirían más fuerza, su físico mejoraba y mantenían una buena salud.

En conclusión, el juego de la pelota incorpora muchas cosas que hoy en día las vemos en la educación física y las matemáticas. De acuerdo a lo anterior, se ejercitan los hombros, brazos y rodillas, también, por medio de la ecuación cuadrática de la forma, ellos podían calcular sus lanzamientos para que fueran precisos. Otro dato curioso, la estructura de la cancha es impresionante, a pesar de su construcción en los años 450-400 A.C. Con el transcurrir de los años estos escenarios se han deteriorado y dejado una huella para el turismo.

 

Por Carlos Eduardo Moya Castro, 904

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *