HASTA PRONTO GUERREROS

Hoy decimos “Hasta pronto” a una generación “Guerrera”. Solo puede ser llamada así nuestra promoción 2021, porque pudo enfrentar los retos que le vinieron del inicio de la pandemia en el año 2020 y tuvo la recompensa de regresar a la presencialidad en el 2021. En un año tan difícil como el que nos precedió, los jóvenes tuvieron el valor de permanecer, luchar y hoy reciben su título como bachilleres del Centro Don Bosco. Aunque no esperaron, así como ninguno de nosotros, pasar por las pruebas de este tiempo, se caracterizaron en general por su compromiso, responsabilidad, buen trato y cariño por el colegio. Por eso hoy sin esfuerzo les dedicamos estas palabras como educadores salesianos, a manera de una cariñosa despedida.

Queridos jóvenes, en sus hogares han recibido muchos valores, eso lo hemos podido evidenciar como profesores, consérvenlos, realmente es lo más bello que tienen. A donde vayan, piensen que sus acciones hablen de eso que les enseñaron. En el Centro Don Bosco hemos querido apoyar los esfuerzos de sus padres. Cuando ustedes lleguen a los espacios de la universidad, del trabajo, dejen en alto el nombre de sus familias, dejen en alto el nombre del Centro Don Bosco. Ser un buen cristiano es ser un buen ser humano, honestos ciudadanos necesitamos en esta sociedad, en este país.

Queremos también decirles que estamos orgullosos de ustedes por haber vivido este tiempo con altura, algunos vivieron grandes luchas, tuvieron que enfrentar duelos, momentos de tristeza profunda, desconcierto, desaliento. Otros, aunque sin vivir situaciones extremas enfrentaron el día a día, que muchas veces cayó en la monotonía y aún con todo, estuvieron ahí, se levantaron en las mañanas, muchos días y sacaron su estudio adelante.  Es importante que sepan que pueden venir otros momentos difíciles en el camino, pero que de la mano de Dios, como ya lo hicieron, podrán levantarse.

Este último punto, “Dios”, es otro de los mensajes que les queremos dejar. Sabemos que algunos tienen muchas preguntas frente al tema espiritual, otros son creyentes, otros se sienten lejos de esta dimensión.  Desde nuestra experiencia los queremos invitar a levantar sus ojos y reconocer a un ser que los ama, que los podrá ayudar a construir el futuro, solo si ustedes se abren a esta posibilidad.

Muy queridos jóvenes, gracias por su cariño, nos hemos sentido respetados, valorados y eso lo apreciamos muchísimo. Destacamos su sentido de pertenencia por el colegio y deseamos lo mejor para su vida. Esta seguirá siendo su casa y nosotros seguiremos sintiéndonos felices de recibirlos.  Los queremos.

 

Educadores salesianos

Por: Equipo editorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *